Gracias a la rebaja de impuestos que entró en vigor el pasado 27 de abril y hasta fin de año, referida a las transmisiones patrimoniales en viviendas de segunda mano, compradores y vendedores pueden ajustar mejor el precio final de la vivienda.

Esta bajada en el tipo general impuesto en las transacciones inmobiliarias de vivienda usada reduce al 7% del precio de venta, que anteriormente se aplicaban desde un 8% hasta el 11% según casos. Esto sitúa el ahorro de impuestos en viviendas de 100.000 en 1.000 € (respecto del 8%)

Además, se ha producido una bajada en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, del 1,5% al 1,2%. Lo que sitúa el ahorro en 300 € por cada 100.000 €

Esta es una fantástica noticia, que permitirá incentivar el mercado de la vivienda

Rueda de prensa 

Bolentín extraordinario nº37 BOJA

ENCUENTRA AHORA TU FUTURA VIVIENDA

Comparte este contenido con más interesados