¿Alguna vez te has imaginado cómo sería vivir en una colina? En una vivienda acantilado, con la naturaleza y el riesgo a tu alrededor. En la provincia de Granada es posible.

En Salobreña, Granada, se ha construido una vivienda de vacaciones excavando en una colina con una pendiente del 40%. La forma del tejado recuerda a los grandes animales marinos y a las olas del mar, estas ondas consiguen guiar la vista hacia la inmensidad del Mediterráneo.

La construcción presentó un reto arquitectónico para respetar el entorno y el resultado es una vivienda espectacular, de diseño, con un auditorio enorme, una piscina y tres dormitorios con vistas al mar.

¿Te atreverías a vivir en ella? Ve el vídeo completo y descubre cómo sería esta experiencia tan extravagante.

Compártelo con más interesados en este contenido